Buscar
  • Conexión Plena Coaching

Los ojos no ven para adentro

#bienestarpermanente, #transformación, #decisiones, #paz, #coachingindividual, #coachingpareja


¿Cuántas veces has cambiado un comportamiento para dar gusto a otra persona y cuando logras ese cambio recibes otro pedido o su inconformidad por lo modificado? Y, de igual manera, cuando has pedido a otro que cambie y al final, así aprecies su intento sientes que falta algo más…



Estos pedidos son tan frecuentes e infructuosos, de base los sostiene la expectativa de lograr bienestar ubicando la garantía del mismo en lo que pasa, en lo que se hace, buscando tranquilidad o felicidad afuera y en otros. Si lo observamos día a día, ni el tráfico ni las relaciones, ni lo que se hace o se deja de hacer facilitan aquellas realmente.



Y siempre que nos empeñamos en pedir que algo sea diferente nos esclavizamos, nos atrapamos en impotencia y malestar. Por ejemplo, si esperas que tu pareja sea tan ordenada como lo eres tú, si esperas que sea más atenta, que deje de lado sus inseguridades, que sea de tal o cual manera, estarás pidiendo aquello que consideras “te falta”, ¿esto es verdad? ¿para qué consideras necesario que otro sea como pides? ¿qué piensas lograr?



En cambio, si observas lo que te molesta, lo inquietante, aquello que pides a otros o al mundo, y lo ves de otra manera, si lo aprovechas para darte cuenta de tu rechazo. Y si apuntas un poco más profundo, es seguro que encontrarás la oportunidad de liberarte. De reconocer en ti no solo el verdadero origen de lo que pides sino el estado verdadero de seguridad y de bienestar interior.



El refrán utilizado como título de este escrito refiere a la facilidad que tenemos de ver en otros aquello en lo cual somos ciegos respecto de nosotros mismos, a pesar de la ilusión de creer más sencillo pedir e imponer a otro que cambie, que las circunstancias sean de otra manera, es realmente una trampa mental, en la cual renunciamos al poder personal de ser conscientes y de vivir con mayor claridad, más allá de los caprichos y de puntos ciegos de nuestro sistema de pensamiento.



De manera individual, en pareja y en cualquier circunstancia, puedes encontrar el verdadero estado de tranquilidad, de bienestar propio y permanente. Te invitamos a los espacios dispuestos en Conexión Plena para explorar y conocer el verdadero funcionamiento de la naturaleza humana.

31 vistas

​© 2019 by Manjari Media